En Dosango, pueblo del Concejo de Santo Adriano, entre los valles del Caudal y del Trubia, se levanta esta casa de aldea desde la que se pueden contemplar las estribaciones del Aramo y dónde el viajero encontrara un remanso de paz para relajar el espiritu y alimentar el alma.
 
     
 
 
   
   

La Casa de la Torre es el resultado de la rehabilitación, en el año 2007, de una antigua construcción, vinculada a la historica actividad ganadera del lugar y recogida en el inventario del patrimonio histórico del Principado de Asturias.

Por la calidad de los materiales empleados en su recuperación y los servicios disponibles la Casa de la Torre ha sido catalogada con tres trísqueles, máxima distinción que concede el Principado de Asturias.

Se encuentra en Dosango, pequeña aldea del Concejo de Santo Adriano, municipio del área central asturiana en la cuenca del río Trubia y que con Teverga, Quiros  y Proaza conforma el territorio conocido como  los Valles del Oso. Estos municipios  junto con Belmonte de Miranda, Candamo, Grado, Las Regueras, Somiedo y Yernes y Tameza, integran el grupo de concejos del Camín Real de la Mesa.

 
 
Desde la Torre de Dosango,
despierta la mirada
en aristas doradas,
coronadas de niebla.

Desde la Torre de Dosango,
serena el corazon,
allí dónde los verdes
se pintan de acuarela
.
Desde la Torre de Dosango,
deten la prisa, perfuma
cada paso con el aroma
profundo de la tierra.
 
Desde la Torre de Dosango,
conquista los silencios,
escucha el lento paso
que tienen las horas regaladas.

Desde la Torre de Dosango,
costruye las palabras
con cantos y leyendas
que nacen de esta tierra.

Desde la Torre de Dosango,
despierta la mirada,
deten la risa,
conquista los silencios,
construye las palabras:
Asturias, se descubre
detras de muchos nombres.